canción del verano 2020

La canción del verano 2020

Por Trenca y Djs Invitados

Elegir la canción del verano 2020 con lo que ha caído, está cayendo y lo que estaría por caer puede parecer una frivolidad o un paso hacia delante en la tan cacareada nueva normalidad. Me quedo con lo segundo, también como un modo de reivindicar que la cultura y en este caso la música, siempre nos acompaña cuando «vienen mal dadas». Y a pesar de que las medidas y ayudas gubernamentales no valoren como es debido la labor terapéutica y de esparcimiento y cómo no de motor económico que tiene el ocio musical en pubs, conciertos, sesiones de djs, festivales…

Deseando que las agendas de Bea Solar Dj, Vecinos Djs, Momi, Platos Combinados (Inquietante, Maiterial Dj, Jarvis Pocker, 2manyCobras) Pataliebre Djs y CPDA vuelvan a llenarse de fechas con sus pinchadas; que los compromisos de Rojonesta y EnvenenaDub en las cabinas toledanas aumenten y les volvamos a ver por Madrid, y que Jeiter Dj mantenga inquebrantable el timón del Fotomatón… Aquí os dejo sus propuestas de himnos estivales para que el espero sea el único verano distópico de nuestras vidas.

Jeiter DJ

La canción del verano 2020 para mí tenía que ser de Malamute. Aunque Todo el mundo está en Japón es más ‘veraniega’, me he decantado por La espiral, porque tiene un estribillo que entra en bucle que me flipa. Y cuando la escuchas vuelves a darle al ‘play’ una y otra vez con la esperanza de que nunca acabe.

Además la sacaron la semana de mi cumple y me hace ilusión tomármela como un regalo (risas) Como remate, la portada que ilustra el single es de la gran Olaya Pedrayes, a la que quiero y admiro mucho.

A su lado en el podium no podía faltar Confeti de Odio. Tengo debilidad por todo lo que hace Lucas – Ojo también a su faceta de escritor. Su libro editado por Walden mola todo – Tragedia española es uno de los mejores discos de lo que llevamos de año. No le sobra ni una canción y en pocos meses se ha convertido en uno de los discos que más he escuchado de mi colección. Es difícil es coger una canción, pero me quedo con la que cierra el disco, Mi funeral. La letra es brutal.

Y sólo me han pedido dos, pero nunca me puedo quedar en menos de tres. Así que para cerrar voy a escoger un tema que ya es un hit: No te puto pilles, de Pantocrator. Está publicada desde principios de año y es un clásico de mis sesiones. La edición física salió en el RSD, así que doble novedad (risas)¡Soy una bomba de relojería!

Rojonesta

Cuando me preguntasteis cual sería para mí la canción de este “verano raro” de 2020 se me pasaron por la mente dos trabajos de muy reciente creación que reúnen alguna de las clásicas características que contienen las claves de una típica canción de verano y que todos reconocemos: Melodía pegadiza, toques de sensualidad, estribillos de fácil memorización, letras poco elaboradas… y que yo tendría en cuenta al meter en la sección del programa de radio que realizo.

Sin más demora, la primera sería Tambó, de Ghetto Kumbé, pero como solo puedo quedarme con una, en este caso la que más me convence es Mambo nº 666 del protagonista del mambo y otros ritmos similares tanto en el mundo anglosajón como en el hispanohablante Tito Ramírez, junto con Instituto Mexicano del Sonido, artistas que llevan desde 2004 mezclando estilos como en hip hop, electrónica, dance alternativo, rock mexicano… Espero que alguien coincida conmigo. ¡Un saludo!

Inquietante

De fuera.- Second Hand, de STRFKR no es alegre, es probable que no sirva para enamorarse, tampoco pegadiza, ni tan siquiera digerible, pero es la mía. Junto con todo el disco Future Past Life de estos «chavalukos» de Portland, me ha acompañado casi cada mañana de pandemia. Intuyo que producirá urticaria asociar este pedazo de pop robótico a conceptos como verano o poolparty. Yo prefiero identificarlo más con distancia social o que corra el aire, incluso, con paneles de metacrilato…

De dentro.- Me alegro de verte, de Menta es una pulida cancioncilla que me sirve ‘pa’ suavizar los efectos lisérgicos del tema forastero. Simpleza de arreglos, letra para gente con espinillas sin pretensiones, que en poco más de dos minutos puede levantar el patio de butacas del Real o el Liceo. Enhorabuena chic@s, buen debut 😉.

Jarvis Pocker

Descubrí a Lauer tirando de Shazam en un Pull & Bear y desde entonces no le he perdido la pista. En mi propuesta para canción del verano le tenemos remezclando al dúo alemán Coma en este Bits and Pieces con una melodía juguetona y pegadiza, línea de bajos contundente y vocales que hablan de amor y de esperanza.

No sabemos cuánto podremos juntarnos este verano con amigos y extraños pero si suena este Bits and Pieces, nos hará bailar toda la noche.

Y como sé que te gusta acabar con alguna mención de honor, te paso una propuesta de bis. Aunque dudo que alguien no la elija.

El confinamiento nos ha privado de la primavera pero también de no haber podido bailar en cualquier club hasta la saciedad Blinding Lights, de The Weekend. Por ello y por razones más que obvias, llega tarde pero sin perder frescura para optar al cetro de canción del verano 2020.

Julio Mogwai

¡Me he dejado llevar por el estado de ánimo en estos momentos! Máximos exponentes del actual synthwave, este dúo formado por dos estadounidenses hacen las delicias de los amantes de este género tan ochentero que tanto me gusta… Y este año segunda parte de Top Gun (risas).
Deep Blue, de The Mignight.

Maiterial

En este verano raro e incierto podemos desconectar con temas como Oh No (I Think I’m In Love), de Blossoms. Indie pop luminoso con letras de amor y recuerdos de otras décadas que, junto a otras canciones del disco Foolish Loving Spaces, nos pueden tele transportar a lugares idílicos (aunque sólo sea en nuestra imaginación).

Samu D’etoo

Siempre me gustó y me gusta TAB. Creo, en mi opinión, que cada disco se superan. La producción de Carlos Hernández junto a ellos es la leche; y está canción me da un buen rollo de carallo. Pincho el vinilo en casa, y da igual que esté el volumen al 5 o al 30, me la bailo siempre; mi hijo flipa…

Vigilantes del espejo, de Triángulo de amor Bizarro.

Envenadub

Para mi la canción del verano 2020 es Pero, de Parquesvr como bonus track a su primer disco Talego quini. Es un reggaeton transgresor que a su vez es el azote del machismo, el racismo, el fascismo…a todo aquello que huele a rancio y a bolso viejo que se esconde tras la afirmaciones desgraciadamente típicas de muchos de nuestros conocidos como «Yo no soy racista pero…».

Bea Solar Dj

En este verano tan atípico, todos los fans de la música nos sentimos un poco huérfanos por la lógica falta de festivales y por el casi inexistente ocio nocturno. Por eso hay que darle vidilla a esto en vez de dejarnos arrastras hacia esa nueva normalidad post apocalíptica que describen Los Planetas en su nuevo temazo.

Por eso mi canción del verano 2020 es Cariño, de Soleá Morente . Una versión muy verbenera del tema de La Estrella de David que como el buen vino, entra mejor según la vas escuchando. A la primera igual no, pero dadle unas cuantas escuchas y ya veréis como te acabas arrancando y justo eso es lo que tenemos que hacer este año, continuar los que no hayan parado y arrancar los que hayan tenido que hacerlo.

Pataliebre Djs

Para nosotras nos podía ser otra la canción del verano 2020, El pasadoble de los esqueletos. Forma parte del Ep que Hidrogenesse publicó con motivo de la exposición Humor Absurdo, que se puede ver hasta el 4 de octubre en el Centro de Arte 2 de mayo de Móstoles. Estas nuevas canciones son la banda sonora más disparatada, para la exposición más disparatada que se puede ver ahora mismo en Madrid. Aunque menos bailables, recomendamos la escucha del resto de temas en el álbum completo llamado ¿De qué se ríen los españoles?.

Este pasodoble es una versión del que sonaba en la película Una de miedo (1935), de Eduardo García Maroto. Este director parodió en varios filmes las películas de género americanas. En este caso tocó las de terror.

Os invitamos a mover el esqueleto al son de esta maravillosa tonadilla.

CPDA

Khruangbin decían en una entrevista para Mondosonoro recientemente. «Nos encanta el Fary, Paloma San Basilio y Perlita de Huelva«. Con estos ingredientes han compuesto Pelota, en mi opinión la canción del verano 2020. Aunque me ha costado decidirme entre esta y Cae la noche, de Mujeres.

Momi

Al igual que el año pasado, en lo que llevamos de 2020 propongo dos nuevos temas ya que sigo mezclando indie popurrí con la electrónica, sobre todo house en todas sus vertientes.

Por el lado electrónico sugiero que escuchéis al dúo británico Camelphat con su tema Rabbit Hole, en el que colabora Jem Cooke. Si puede ser en una terraza al aire libre, eso sí, con mascarilla y un buen Gintonic, como decían Oasis en Supersonic.

Y por el lado indie, me ha gustado mucho el nuevo disco de Mujeres Siento muerte y de este elijo el tema Cae la noche. Un canción de ritmos rápidos y mucha melodía.

Jurásico Parker

Los hermanos D’ Addario sacaron The One como primer adelanto de su nuevo disco justo antes del confinamiento. Dignos hijos de su padre, suenan a clásico desde el primer «play». Te sumergen a lo más profundo del rock de los 60 y 70 y no quieres volver a la superficie.

Un trallazo que te evade por dos minutos y medio de las incertidumbre propias de este verano 2020…»A light in the world, never dark adn mundane», que clamarían ellos.

The one, de The Lemon Twigs.

Superferst de los 2ManyCobras

Para mí la canción del verano 2020 es Too many Drugs, de Rigoberta Bandini porque está siendo un 2020 complicado y como los alicientes legales son pocos, escasos y realmente una mierda hemos tenido que encontrar otros tipos de alicientes. Si hubiera sido un año distintos hubiera tenido otras motivaciones…pero esto es lo que hay.

Lista de reproducción con todas las canciones del verano 2020

*También puedes viajar al pasado y recordar las canciones del verano 2019, las canciones del verano 2018 y las canciones del verano 2016*

Publica un comentario