Linda Guilala Entrevista

Linda Guilala presentan Espacio de tiempo (2009 – 2019) en la entrevista chamberga

Por Trenca

Fotografías cortesía de Elefant y Sara Chuerches

Linda Guilala se encuentran en fase de su tercera mutación. La primera metamorfosis en banda pop culminó con su primer LP Bucles Infintos (Elefant 2009). La segunda supuso su evolución hacia densas atmósferas shoegaze, que constataron con su siguiente trabajo Psiconáutica (Elefant, 2016). Y en la próxima, según los últimos singles publicados y lo que comenta Iván (batería) en la entrevista chamberga, viran hacia el dream pop y la dark wave. Todo este proceso sonoro viene recogido en Espacio de tiempo ( 2009 – 2019) (Elefant, 2020), álbum recopilatorio que como señala Iván a continuación, muestra el lapso «entre quienes éramos y quienes vamos a ser».

Nos enteramos del lanzamiento del disco por un tweet de la discográfica Hands and Moment que informaba de su edición en Japón. Desde vuestros inicios habéis sonado en el resto de Europa, EEUU, América Latina… ¿Cómo gestionáis las ediciones en el extranjero?
Nosotros somos un grupo de Elefant. Pero a raíz de Psiconáutica tuvimos una expansión internacional. La comunidad shoegaze, dreampop… de muchos países nos conoció y empezaron a proponernos hacer cosas otros sellos como Sonic Cathedral, de Inglaterra y uno de nuestros sellos favoritos, o nuestros amigos de los Soft Science que tienen un sello pequeñito – Test Pattern Records. Después nosotros trasladamos la idea a Elefant de hacer cosas exclusivas fuera de España y les pareció estupendo y por eso hemos lanzado todos estos singles fuera.

Al final es un trabajo coordinado y en el caso concreto para la edición de Japón con Hands and moment la intención era publicarlo hace dos meses. Pero entramos en esta espiral de estados de alarma. Primero se declaró el estado de alarma en España y se retrasó la edición española. Japón mantuvo la fecha y después se declaró el estado de alarma en Japón y por ahora la edición física en Japón no ha podido ser publicada. Las tiendas allí siguen cerradas.

¿Qué os motivó para lanzar Espacio de tiempo? ¿Qué criterios de selección habéis utilizado para escoger los temas?
Estábamos trabajando en un álbum pero al final decidimos a hacer singles. Y el círculo se cerró con este recopilatorio que incluía los singles que Linda Guilala habíamos editado fuera de España y de los que habían llegado muy pocas copias, más algunos temas míticos de la banda que nunca habían sido prensado en vinilo…

En cuanto al criterio, nosotros no hemos elegido nada. A mí me hubiese resultado imposible. La selección, recopilación y orden de temas la hicieron Luis y Montse, de Elefant. No era realmente consciente de que teníamos tantos temas editados. Tampoco queríamos hacer un recopilatorio exclusivo de singles ni tampoco de rarezas. La idea era hacer un disco para coleccionistas, hecho por coleccionistas. ¿Que me gustaría tener? Pues los temas que no habían sido prensados en vinilo como los singles del primer disco que solo fueron editados en cd.

Luis se pegó un currazo y cuando nos pasó la selección nos pareció estupenda. Incluso para editar un EP o un single me cuesta decidir el orden. En la ultima de etapa de los singles entregamos canciones que creemos que podían ser single, sin pensar si pueden ser cara A o cara B, y ahí nos fiamos del instinto de Luis.

En 10 años habéis editado 2 LPs y un montón de eps y singles. Este ritmo de producción viene, ¿por la manera actual del público de consumir música  o por vuestro modo de funcionar?
Es muy complejo y muy sencillo al mismo tiempo. El problema de la industria de la música es que la gente que tenemos entre 25 y 50 años tenemos la idea de la música con el concepto del LP y su promoción en las radiofórmulas. Pero al final si nos ponemos a pensar en una cuestión puramente pop, no tiene sentido. Un disco largo es una recopilación de singles. De hecho en los primeros 60, cuando se empieza prensar discos, el LP no existía.

En nuestro caso cuando salió Psiconáutica sí que encontramos sentido a hacer un larga duración porque es un disco conceptual y lo veíamos como una unidad. Después tratamos de buscar otro concepto para desarrollar un nuevo LP y no lo encontramos. Pero sí teníamos singles. ¿Tenían un hilo conductor para un largo? No, pues nada. Otro single. Además, todo esto nos pilló girando sin parar. Después de Psiconáutica, lanzamos Primavera Negra y nos salieron más conciertos. Fuimos a Reino Unido. Publicamos con Sonic Cathedral. Volvimos a España. Lanzamos con un sello alemán. Volvimos a girar por Europa…Los singles nos daban pie a seguir tocando.

Y tras el ultimo single editado por Test Pattern Records, ya empezamos a tener de manera casi mágica un grupo de canciones que podrían guiar hacia algo conceptual. Así que hablamos con Luis, de Elefant y decidimos que era el momento de compilar los singles y que el disco sea el espacio de tiempo entre quienes éramos y quienes vamos a ser. Hacer un punto y parte para empezar una nueva etapa del grupo.

Ahora echando la vista atrás , ¿cómo valoras el salto de calidad entre Bucles infinitos y Psiconáutica?
De lo que podemos estar agradecidos como grupo es de haber tenido tiempo para crecer, desarrollar ideas y poder evolucionar. El problema de Bucles Infinitos era que no teníamos pensado tocar en directo. Es un disco hecho en casa, aprendiendo a auto producirnos. Es un concepto muy «amateur». Yo en ese disco toco por primera vez la guitarra.

Pero empezamos a tocar y el hecho de enfrentarnos al directo hizo evolucionar a la banda con las horas de ensayo y llegamos a ese punto shoegaze y atmosférico pero es algo que ya buscábamos. Si escuchas Bucles Infinitos, temas como Nada nos va a importar o Sexta dimensión, incluidos en Espacio de Tiempo, ya íbamos hacia ese sonido.

Por cierto, en este primer disco de Linda Guilala tenemos una canción que se llama Torremolinos y que habla de una calle de Talavera de Reina: Avenida Franscisco Aguirre 2010. Cuando era crío tuve una novia que vivía allí y que conocí en un viaje de fin de curso.

En resumen, todo fue muy empírico. Prueba y error. Muy punk. Hasta que llegamos a Xeristar y después Psiconáutica, que ya era el sonido que estábamos buscando .

Y en el tercer LP que salto nos espera…
No queremos hacer otra vez Psiconáutica. Creo en la música expansiva y mutante. Supongo que hay unas líneas que marcan a Linda Guilala: la voz de Eva, colchones de teclados, las atmósferas… Pero ahora estamos trabajando de una manera más electrónica, con menos ruidos y guitarras, más dream pop e incluso dark. En el ultimo single Será más fácil ya se puede apreciar esta evolución.

En 2016 María se incorpora a la formación. ¿Qué ha aportado a la banda?
Mari aportó a Linda Guilala algo que necesitábamos hace tiempo, estabilidad. Musicalmente, ha traído entornos más atmosféricos, más dream pop que se pueden disfrutar desde Primavera Negra.

¿Cuál es el mejor y peor recuerdo de vuestros conciertos?
Un gran momento fue tocar en la tienda Rough Trade, de Londres o en Siroco, presentando Psiconáutica. Y el peor momento y a la vez podría ser el mejor… Sacamos Bucles infinitos en plena crisis económica, de la industria discográfica…No había ni sitios donde tocar, ni público y fuimos a Oviedo a dar un concierto.

Llegamos al bar, montamos, y de repente llegó otro grupo y dice que van a tocar ellos también. Después de estar discutiendo un rato aparece un tipo y nos comenta que nos habíamos equivocado de bar y que tocábamos en el de al lado. Nos trasladamos al otro bar, volvemos a montar y empezamos a tocar. No había nadie. Dejaron a entrar a unos punks, comienzan a botar y uno de ellos se sintió mal y vomitó a Eva en los pies. Terminó el concierto y pensé si no dejamos la música ahora…Realmente nos gusta esto y creemos en lo que hacemos.

Habéis tocado en el FIB, Contempopranea… pero aún no os habéis asentado en el circuito festivalero.
Nos gustaría estar en el circuito de festivales de España pero por el motivo que sea esta temporada estaba todo el pescado vendido.

Para nosotros lo importante es hacer canciones, intentar editarlas de la mejor manera posible, tocar todo lo que podamos…Y en este sentido somos muy agradecidos con lo que tenemos. Fuimos invitados por la BBC a hacer una sesión, nos han editado junto a Andy Bell (Ride, Oasis), Slowdive

Linda Guilala hemos tocado varias veces en el Indietracks en Midlands, Reino Unido. Es un festival independiente, no tiene patrocinadores…y van grupos de todo el mundo. Para poder llegar tienes que ir en un tren de vapor y se realiza en unos hangares, otro escenario está en una capilla, otro al aire libre… Ahí vas a poder ver cuatro o cinco grupos que al año siguiente lo van a petar, como en su momento Veronica Falls, The Pains Of Being Pure At Heart… Reúne a gente de toda Europa. Durante la última gira europea en muchos sitios donde tocábamos apareció alguien que nos había visto allí.

«De lo que podemos estar agradecidos como grupo es de haber tenido tiempo para crecer, desarrollar ideas y poder evolucionar».

Ahora desde vuestra perspectiva de público asistente a conciertos ¿Qué recuerdos tenéis de vuestro primer concierto de un artista que admiráis?
Tengo muy muy grabado ver a Siniestro Total con 10 años. Y después claro yo vivo en Vigo y he terminado conociéndolos y siendo colegas. También, un concierto que me cambió los esquemas fue la primera vez que vi a Manta Ray en Ponferrada. Esa atmósfera, esa presión sonora, esa pose. ¡Joder! ¡Que no se movían! En ese momento era algo distinto e impactante. Ponferrada está a un par de horas de Gijón. Así que todos los grupos del Xixon Sound venían a tocar.

Dais por finalizado 2020 en cuanto a conciertos para ahorrar fuerzas y darlo todo en 2011 u os planteáis ofrecer conciertos en streaming, conciertos en pequeños formatos…
Ha habido propuestas durante la cuarenta. Pero a nosotros todo lo que estaba pasando nos estaba afectando de tal manera que no nos sentíamos con ánimo. ¡Que esté muriendo tanta gente todos los días y al mismo tiempo estemos haciendo fiesta en los balcones!

Cada uno lo ha gestionado como ha podido porque era una situación muy complicada. A nosotros todo lo que estaba pasando nos parecía tan terrorífico que decidimos que era el momento de dejar todo el espacio posible para lo que nos parecía realmente importante, que en este momento era la gente que se estaba jugando el tipo, que lo estaba pasando mal, que había perdido el «curro»…

En cuanto a conciertos, Linda Guilala teníamos una gira en el mes de julio por el Reino Unido, nos había invitado David, de The Wedding Present, a un festival; teníamos fechas en Londres y Manchester… Mantuvimos la esperanza de que se podía hacer. Pero la realidad se impone. También estábamos trabajando para otra gira por Japón , además, de conciertos en España y el resto de Europa que no van poder ser.

¿El confinamiento está suponiendo un tiempo de inspiración para crear canciones o por el contrario no os surgen nuevos temas?
Llegó un momento de tener la sensación de pérdida del control total de la situación y el único momento en el que sentía tener el control era creando. Así que nos encerramos en un pequeño estudio que tenemos en casa e hicimos canciones. Y también ha servido para pegar un empujón a muchas otras que estaban a medio hacer, probar sonidos, bases electrónicas…

Linda Guilala entrevista

Por teléfono no parecen tan «tristiusos».

Elige un momento clave de la historia de la música.
El momento clave son un montón de momentos claves que son cuando se conocen de una manera rocambolesca varias personas y montan bandas increíbles. Una historia que se ha repetido millones de veces. Los momentos claves son encuentros entre inadaptados. ¡Coño! ¡El día que se conocieron los Joy Division!¡ O los Ramones! No el primer día que tocaron…¡El día que se conocieron!

Describe vuestro local de ensayo en menos de 10 palabras.
Linda Guilala ensayamos debajo de una carretera, literalmente. Debajo de una rampa a un garaje. Si lo vieseis fliparíais. Estás tocando la batería y tienes vehículos que pesan más de 2000 kilos en tu puta cabeza que oyes el motor. Es un sitio extraño y húmedo, el famoso estudio Kaiju.

¿No os planteáis salir de Kaiju para grabar nuevas canciones?
Es un tema bastante interesante y al que damos muchas vueltas. Por ejemplo, Bucles infinitos lo grabamos parte en el estudio y parte en casa, y con la parte del estudio quedamos muy quemados. Y decidimos no volver a entrar nunca en un estudio de grabación. Yo ya había grabado en la época de Juniper Moon con Paco LocoCarlos Hernández y pensé que debíamos aprender a hacerlo nosotros mismos. Hay que ser auto suficientes.

Pero hemos llegado a un punto en el que la motivación de ir a grabar con alguien, más que un lugar o un nombre en concreto, es que la persona tenga interés en trabajar en el grupo, que vaya a aportar algo y que se involucre de una manera igual de apasionada que nosotros. No es cuestión ni de dinero, ni de nombres, ni de mega estudios de la hostia.

Pienso es mis discos favoritos y están grabados en unas condiciones precarias. Muchas veces se habla de Psychocandy, de Jesus and Mary Chain. Hay quien dice que si este disco se hubiera grabado con medios de más calidad, hubiera sido mejor. Pero entonces hubiera sonado como todos los discos de esa época y de su entorno. Por lo que despuntó fue porque sonaba distinto y transgresor. Hacía de la precariedad un plus.

Desde los estudio Kaiju y como residentes en Vigo. ¿Qué nos puedes comentar de la escena viguesa?
Me importa bastante poco de donde es un grupo. Nos importan las ideas, el concepto…Puedo encontrarme grupos de aquí que me fascinan como Tulip , Dois  o Jay pero no tengo el rollo localista de lo de aquí es lo mejor.

Siempre estoy buscando grupos por todo el mundo, busco proyectos nuevos, amateurs. El último disco que me ha llegado ha sido el de Marcos y Molduras que lo ha producido Juan (Axolotes Mexicanos, Carolina Durante). Para mi ha sido como cerrar un círculo porque producimos a Axolotes. ¡El rollo sigue! ¡Estos grupos ya producen a otros grupos!

También tengo que destacar que Vigo tiene un potencial, una infraestructura (salas, locales…) creada desde los años 80. Es un sitio donde es posible encontrarte a un grupo haciendo cualquier cosa debajo de una piedra. Luego hay una cosa que aúna a los grupos vigueses y gallegos en general que creo que ha contagiado también a Linda Guilala. Somos muy nuestros, muy de ¡bah!…Como estamos muy lejos y un poco aislados, nos centramos en lo que pasa a nuestro alrededor, incluido Portugal.

Eres leonés, tu anterior banda Juniper Moon era de Ponferrada…¿Crees que en tu adn musical hay rasto de esa afición que hay en tu tierra por el garage, el beat etc.?
Mi hermano mayor es mod. Yo me crié por un lado con mi hermano que denostaba el punk, que a mi me gustaba, pero a la vez disponía de su colección de discos acojonante y me dio una educación musical con clásicos de los 60, psicodelia, pop, garage…que es una de las cosas que más agradecido estoy y más afortunado me siento. Al igual que Vigo es punk y Post punk, la provincia de León es 60´s y 70´s. ¡Pero si hace un rato estaba escuchando a The left banke y delante tengo un disco de los Sonics!

¿Cuál es tu Chambergo de Entretiempo favorito?
Aquí lo llamamos chambrolo. Yo soy de trenca a morir, de niño de colegio de monjas. Llevo 20 años llevando trenca y me moriré llevando trenca. Pero con una chapa. Ahora mismo llevo una de la época espacial soviética.

Pínchanos un Chambergazo.
Post human, de Ash code.

Publica un comentario