¿QUÉ HA ESCUCHADO UNA REBEQUITA EN 2013?

POR LAS REBEQUITAS

Cualquier chica sabe que el mejor Chambergo de Entretiempo es siempre una rebequita porque “quita el frescor” lo suficiente (que ni es mucho, pero tampoco es poco). Las chicas que visten rebequitas saben que es fundamental tener esta prenda en color negro, es tan “básico” como tener un LBD en tu armario (para los no entendidos: Little Black Dress). Y ahora que ha acabado el año, las rebequitas quieren presentar sus básicos del año 2013 en cuanto a música se refiere.

Hit it!

1. Nueva Internacional de Egon Soda.
Estar hasta la polla de los poderosos plasmado en una canción maravillosa y melódicamente reivindicativa. Para quitarse el sombrero y darle al play una y otra vez. A ver si nos hace salir más a la calle y gritar eso de “Arriba los de abajo”.

2. Qué Bien de Izal.
No exagero al decir que una mañana de trabajo pude escucharla 15 veces seguidas (como mínimo). Este indiepop buen rollista es mil veces mejor que cualquier rompepistas porque, una vez escuchado, es imposible no repetir una y otra vez. Nosotras esperamos bailar con ellos en el BBK y pedir “otra, otra” pero que sea la misma.

3. On The Way Home de John Mayer.
Igual no es la mejor canción del disco o igual pensáis que dista mucho de ser una de las mejores canciones del 2013 pero para mi, y lo bonito de la música es eso, que es para uno mismo, es sin duda una de las canciones que más me ha marcado este año. Será la nostalgia, será el caminante no hay camino, será lo que sea pero está en mi lista.

4. Keep Your Head Up de Ben Howard.
El gran descubrimiento del PinkPop 2013. Estar sentada en la hierba con el sol holandés (que ni pica ni quema, solamente alumbra) cayendo y con I. al lado, la cabeza con flores (el único toque moderno que añadimos y porque las coronas eran preciosas y hechas a mano) y este señor poniendo melodía a la tarde. Una perfección de esas que duelen porque sabes que no se repiten fácilmente.

5. Buzzcut Season de Lorde.
Me ha costado encontrar una chica (y no por falta de talento) que me haya gustado tanto como los señores de aquí arriba, pero la he encontrado. La señorita Lorde, que cuenta con 16 años de edad (muy bien aprovechados, si señor) se ha marcado un discazo del que puede estar orgullosa. Quizás Royals esté muy rayada, pero Buzzcut Season no y es una maravilla.

6. Why’d You Only Call Me When You’re High? de Arctic Monkeys.
En 2013, tanto C. como yo pudimos disfrutar de muchos y buenísimos directos (Pinkpop baby!), pero a mí me dolió especialmente perderme el concierto de los monos árticos en Madrid, a pesar de la acústica de Vistalegre. Aunque en todas las listas aparece Do I Wanna Know, ésta canción es un ejemplo del gamberrismo hoolingan de los ingleses.  Y de que los chicos también sufren por amor.

7. Forever de Haim.
Puede que las Haim confundan por su pelo largo, los shorts y las biciletas. Pero ese aire bobo que las envuelve no quiere decir que sean unas muñequitas que hacen playback.  Las descubrí con Forever, aunque su The Wire es el tema que las ha afianzado en la escena musical. Lo mejor que he descubierto de California desde las mechas californianas.

8. Lucky de Daughter.
Más de uno pensará que estoy loca por incluir una versión de la increíble vuelta a la carga de Daft Punk. Pero Daughter se merecen un hueco en esta lista por la voz de Elena Tonra y porque todavía no me explico cómo consiguieron colgar en youtube su cover antes incluso de que pudiera escuchar la original.

9. ¿Es tu amor en vano? de Quique González.
“¿Pero tú me quieres, o sólo esperas que me vaya bien?” Detrás de este título con forma de frase de telenovela hay una canción pequeñita, de letra dura y melodía alegre, de esas que pasan desapercibidas la primera vez y se enganchan en el oído haciendo eco una y otra vez.

10. Just Another Girl de The Killers.
Todavía me acuerdo de la cara que C. y yo pusimos cuando abrieron su concierto en el PinkPop 2013 con Mr. Brightside.  Podríamos poner otras canciones en su lugar, pero se lo merecen ellos. Porque después de no sé cuántos éxitos (en serio, no soy capaz de contarlos) se retiran a lo grande, como debería hacerse. Un recopilatorio de grandes éxitos, una gira de despedida y dejándonos en herencia a otros mormones de Las Vegas: Imagine Dragons. Así, sí.

Bonus Track: Tren de Dondante.
Una nueva joyita del grupo toledano que tiene pinta de seguir haciéndonos asistir a sus conciertos en este 2014. Si quieres escucharla debes ir a su próximo concierto porque aún no está en el universo online. La espera valdrá la pena.

Y con esto y una rebequita, se acaba el 2013 musical.
No ha estado mal ¿verdad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: