MIS MEJORES DE 2013

POR CHAQUETÓN

Me resulta imposible no elaborar una de esas listas que siempre llegan al final de cada año con lo mejor de los últimos doce meses. Todo buen bloguero debe hacer sus listas de los mejores discos, conciertos, bandas noveles o lo mejor de cualquier cosa que se le ocurra. Pues a eso vamos, que para eso está Mi Chambergo de Entretiempo. Sin embargo, no pretendo hacer un ranking, porque mi memoria me jugaría malas pasadas. Son sólo algunos discos y conciertos que quiero recordar.

Un disco que me ha acompañado durante este 2013 y que me tiene absolutamente enganchado (como sabe Pelliza), es Grownass Man, de The Shouting Matches, quienes, encabezados por Justin Vernon (Bon Iver) y en formato trío, nos hacen viajar por todo el territorio americano a base de blues-rock plagado de guitarras, ritmos y melodías llenas de buen gusto.

The Shouting Matches, Live at Coachella.

Este año me he sumergido en el mundo del dobro y del slide, y así es como descubrí el ecléctico disco The Coming Tide, de Luke Winslow-King. Con claras raíces de la música de New Orleans, este trabajo se mueve por el jazz viejuno gracias a la colaboración de Esther Rose, con su voz de diva, y a los arreglos de viento. Pero también hay terrenos más oscuros y típicos de los bluesmen de los años treinta.

Luke Winslow-King, Keep Your Lamp Trimmed and Burning.

Tengo la sensación de haber asistido, de la mano de Gabardina, a un concierto del que se hablará dentro de diez años: el de The Sheepdogs en la sala El Sol de Madrid. Guitarras muy bien compenetradas, para redondear temas que se debaten entre la influencia de los años setenta y la tendencia mainstream del productor del disco (Patrick Carney, The Black Keys).

The Sheepdogs, CBC Rooftop Session.

En el panorama nacional, me quedaría con la calidad de la producción del disco que ha grabado Quique González rodeado de grandes músicos en Nashville, con el himno que supone Nueva Internacional de Egon Soda o con los trabajos de Guadalupe Plata (también muy bueno su directo de la sala Sol) o Niño y Pistola.

Niño y Pistola, Fifty Dollars in my Hand.

En cuanto a conciertos de grupos nacionales recordaré como el más potente aquel al que acudí con Parca y Chamarrita, en el que disfrutamos de la precisión y calidad de Unicornibot y del magnetismo que desprende la música de Guerrera.

Guerrera, Under the Gypsy Sun.

Lamentablemente, Lightning Bolt de Pearl Jam no está entre lo mejor del año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: