L.A. DRONES! DE MADRID AL CIELO DE LOS ÁNGELES

Por Trenca

Desde el mes de octubre en Pasadena y Los Ángeles andan “enfrascaos” con las listas de lo Mejor de 2016 y eso que en lo que queda de año aún pueden pasar muchas cosas buenas. Como, por ejemplo, que The Stone Roses saquen su tercer disco que llevan preparando desde antes de “antier”.

Volviendo a California y centrándonos en la publicación LA Weekly (Pasadena Weekly la dejo para otro momento), en su apartado dedicado a la música elogian a L.A. Drones! como la banda con el mejor nombre de la urbe que cobija al distinguido Cheetahs Club. Detrás de este alías tan sugerente y que ofrece múltiples lecturas se esconden – en directo ocultan su identidad bajo dos máscaras negras marcadas con una “x” blanca – el dúo formado por Kontrol Remoto y Darlingtonia Brackets.

Con cacharrines y saxos se pueden hacer más cosas que música para ascensores.

Con cacharros y saxos se hacen más cosas que música para ascensores.

Definidos en sus redes sociales como leyendas del post punk de ciencia ficción, su propuesta les lleva hasta la pista de baile con un buen número de himnos de pop electrónico, que han quedado recogidos en su primer LP The Name Of THis Band Is L.A.Drones! El término leyendas, cargado de ironía, van camino de ganárselo. En su anterior vida en Madrid formaron Líneas Albies, aún más enraizados en el post punk y con más guitarras que su reencarnación angelina.

Bajo Líneas Albies llegaron a editar disco con Subterfuge, actuaron en el Primavera Sound de 2004, en el FIB de 2006 y compartieron escenario con Chicks on speedEditors, entre otros. Pero esto es el pasado y no hay hueco para la nostalgia ante el presente tan efervescente que están disfrutando Kontrol y Darlingtonia.

Sus directos gustan y hacen bailar al público californiano de los clubs más variopintos. Tuve la oportunidad de ser testigo de uno de sus shows en un garito de niños bien, situado muy cerca de Hollywood Boulevard el pasado mes de octubre. Su oferta musical no parecía la más indicada para agradar a los allí presentes, más interesados en las oportunidades de negocio en un ambiente after work, que de lo que pudieran tramar dos bandidos de los ritmos electrónicos.  

Dos sombras en Sunset Boulevard.

Tres sombras en Sunset Boulevard.

Tampoco el dj que les precedió con su selección de rock y funky de los 70, ayudaba a allanar el camino a los Drones! Sin embargo, los beats lanzados sin piedad por el dúo se impusieron a las conversaciones tipo “¿Qué tal tu día en el trabajo?”, terminando de conquistar a los JASP (término rancio noventero) angelinos con su mayor hit hasta la fecha, Give up.

Su fórmula no es revolucionaria pero sí efectiva. Prueba de ello es la frecuencia casi semanal con la que se suben a los escenarios. Ya han pisado espacios famosos por agitar las veladas de barrios inquietos como el Echoplex de Echo Park y ,próximamente, les espera ese templo del pole dance llamado Cheetash Club.

Ni la L.A.P.D puede parar a los Bonnie and Clyde del electropop. L.A. Drones! están en busca y captura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: