SHARON JONES: SUS SECRETOS PARA SER UN ANFITRIÓN IDEAL EN UNA FIESTA INOLVIDABLE

POR TRENCA

FOTOS DE PELERINA

El primer tramo de gira europea de Sharon Jones and the Dap Kings pasó por Londres el pasado 16 de mayo, en la que presentaron su último trabajo Give the People What They Want (Daptone, 2014). La fiesta que montó “The Funksoul Sister” fue de tal magnitud que a continuación se enumeran sus claves para que tú también puedas organizar celebraciones para recordar. Toma nota “cari”. Besis.

Nuestra anfitriona nos da la bienvenida.

1.Elige un marco incomparable.
En el marco reside gran parte del éxito de tu celebración. Busca un lugar con una mística especial que haga sentir a tus invitados que están siendo parte de un momento único, casi legendario. El antiguo taller de reparación de trenes y ahora templo de las artes escénicas y de la música, el Roundhouse de Londres, puede ser el espacio ideal.

2.Cede el protagonismo a tus amigos más allegados y hazte esperar pero sin pasarte.
Causa expectación retrasándote unos minutos, entre 45 y una hora. Para aplacar el ansia que tienen tus allegados de contar con tu presencia deja que tomen los mandos de la fiesta gente de tu confianza. Sharon es una maestra en elegir buenos agitadores y para ello ha contado con James “el tupé que maúlla” Hunter y sus Six o con sus coristas, Saundra Williams y Starr Duncan, acompañadas por los Dap Kings.

James Hunter

James Hunter y sus pegadizos bailoteos.

The Dapettes animando el cotarro.

The Dapettes animando el cotarro.

3.Genera que la gente se relacione.
Ya que te has dejado ver y que has perfumado la sala con esencias de tu carisma, es momento de mezclar a tus círculos de amigos. Invítalos a todos a bailar a tu lado. Fuera prejuicios y arriba la sinvergonzonería. De momentos tan locuelos han nacido los affaires más insospechados.

4.Bromea con aquellos que han venido a pillar cacho
Seguro que un tu lista de invitados se ha colado el típico/a que liga por pesado/a y que puede amargar la velada a más de uno/a. A ese déjale las cosas claras delante de los invitados. “Aquí se liga por espontaneidad”. Díselo con gracia faltona.

5.Al final de la fiesta no fuerces a la gente para que se vaya y despídete de todo el mundo.
En más de una fiesta te has sentido como en los conciertos de La Riviera, en la que para que te vayas el personal de seguridad empieza a arrinconarte con las vallas, como si fuese esa pared de pinchos que se mueve en las pirámides malditas de las películas. ¡Muy mal! Deja que la gente se tome la última, que se fotografíe contigo, incluso que le firmes algún recuerdo de la fiesta. Así serás como Sharon Jones en el Roundhouse de Londres, un anfitrión ideal de una fiesta inolvidable.

¡Ahora nos tomamos la penúltima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: