PARKER’S MOOD

POR GABARDINA

Descubrí Parker’s Mood gracias a la gran película del cineasta Clint Eastwood sobre la vida de Charlie Parker, Bird. La canción fue grabada en Nueva York por el genial saxofonista el 18 de septiembre de 1948 con su grupo Charlie Parker All Stars, formado en esta ocasión por John Lewis, al piano, Curley Russell, al contrabajo y Max Roach, a la batería. Como dato absurdo o curiosidad, llamarlo como queráis, Miles Davis estaba en las grabaciones de aquél día pero esta fue la única canción de la sesión en la que no participó.

La canción se basa en un gran solo de Bird, en un tono bluesero, seguido de un pequeño interludio de piano que da paso a una nueva improvisación de saxo. Son 3 minutos que merecen mucho la pena escuchar.

Parker’s Mood, Charlie Parker All Stars (1948)

La historia de la canción no acaba aquí ya que unos años después, en diciembre de 1953, King Pleasure realizó una versión del solo de Charlie Parker. Lo novedoso en este caso es que el solo está cantado con letra. Comienza diciendo: Ven conmigo si quieres ir a la ciudad de Kansas y continúa con la historia, contada en primera persona, de una persona triste y errante que parece despedirse de todo el mundo diciendo que vuelve a su lugar de nacimiento.

No bajes la cabeza cuando veas a esos seis caballos tirando de mí. / Pon una moneda de 20 dólares en la cadena de mi reloj. / Mira la sonrisa de mi cara y canta una canción para que el mundo sepa que soy libre. / No llores por mí porque me voy a la ciudad de Kansas.

Parker’s Mood, King Pleasure (1953)

Parker nació en la ciudad de Kansas, en el estado de Kansas, y parece que la canción esté narrando su propia historia. Dos años después, el 12 de marzo de 1955, Parker murió y es entonces cuándo la letra tomó el significado que hoy se le da.

En la escena de la película dónde aparece la canción, Charlie Parker y su esposa viajan en coche y en la radio empieza a sonar la versión de King Pleasure. Charlie, sorprendido al reconocer su solo, pregunta por la canción y su mujer, conocedora de la letra, pretende apagar la radio. Finalmente, ante la insistencia de Parker, escuchan la canción en silencio y éste acaba diciendo: No dejes que me vuelvan a enviar a la ciudad de Kansas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: