NACIDO BAJO UN MAL SIGNO

POR CHAQUETÓN

If it wasn’t for bad luck, I wouldn’t have no luck at all, Albert King

Descubrí Born Under A Bad Sign en un recopilatorio póstumo de Jimi Hendrix titulado simplemente Blues, en el que queda patente que el de Seattle tenía un don para este tipo de música, tema que trataremos en otra ocasión.

Luego llegaron a mis oídos las múltiples versiones que se han hecho a lo largo de la historia, que han sido muchas, del clásico que popularizó Albert King. Cream o Nina Simone son algunos de los que se han atrevido con este estándar.

Pero vayamos a la primera versión de este tema mítico que acabaría por sentar las bases del blues moderno que ya anticiparon los Bluesbreakers de John Mayall.

El disco homónimo y este tema datan de 1967. Albert King era un negro zurdo de cerca de dos metros de altura que, con su Gibson Flying V, se encargó de marcar a toda una generación de guitarristas de una de las épocas doradas de la música americana y a prácticamente todos los guitarristas que surgieron desde ese momento.

El álbum fue editado por el sello Stax Records, y es en este punto donde la historia se torna más interesante. Este sello de Memphis fue el impulsor del Southern Soul y sería la competencia de la Motown de Detroit durante aquellos años dorados, caracterizándose por el sonido que conseguían en su estudio de grabación: un antiguo cine.

Entre sus grandes artistas de éxito destacaban Otis Redding, Wilson Pickett (más involucrado en el sello Atlantic, socio de Stax Records), Eddie Floyd, The Staples Singers, Rufus Thomas o Sam & Dave con su mítico Soulman.

Pero lo que más me entusiasma de todo es que tenía como «banda residente» a Booker T. And the MG’s. Esta banda es quizás una de las más influyentes en el cambio y la evolución de la música y la sociedad estadounidense. En un momento en el que la segregación hacía estragos en el sur del país, ahí estaban dos chicos negros con dos chicos blancos haciendo música de negros. Fueron los músicos de estudio y los creadores de múltiples singles del sello, incluido este Born Under a Bad Sign (música de Booker T. Jones y letra de William Bell). Incluso tuvieron éxito como banda instrumental, siendo su tema más famoso el clásico Green Onions.

Si uno escucha la versión que hacen ellos mismos en instrumental del tema y la «original» de Albert King, en la que acompañan al bluesman, se comprende la magnitud y calidad de estos músicos. Y es que, unos cardan la lana y otros crían la fama. Aunque nadie puede negar el talento de uno de los pilares del blues, no habría estado mal un poco más de reconocimiento a Booker T, quién, quizás, nació bajo un mal signo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: