Hombres G las mejores canciones de la banda de David Summers.

Mis 10 canciones favoritas de Hombres G

Por Danny Lacoste.

Cuando los chicos de Mi Chambergo de Entretiempo me propusieron hablar de mis 10 temas preferidos de Hombres G me encantó la idea porque, después de hablar de mí, lo segundo que más me gusta es hablar de mis grupos favoritos.

*Como aperitivo a la inminente aparición de mi Ep de debut, aquí os dejo los temas de la cutre – maqueta que grabé con mi teléfono móvil hace un año*

Elegir una sola canción es relativamente fácil: Vuelve a mí. No obstante elegir 10 ya es más complicado, aunque es más sencillo que elegir solo tres o cinco, porque tienes más margen. Pero sigue siendo muy difícil (puede que imposible) elegir el orden. Por eso, voy a enumerarlas por orden cronológico, teniendo en cuenta el año de lanzamiento del disco en el que aparecen y el orden dentro del mismo.

Vamos allá.

CÁNCER GAY.
Empiezo por esta porque nunca ha salido en un disco. Pese a que algunas canciones de su primera época como Tomasa o Nancy y Lesly, cuando aún tonteaban con llamarse Los Residuos, Los Bonitos de Redford o La Burguesía Revolucionaria, si que han aparecido posteriormente en recopilatorios o caras B, esta nunca ha llegado a editarse, ni mucho menos a grabarse en un estudio.

Aunque no está todo perdido, ya que David Summers publicó un tweet en 2019 donde aparecía una foto de un VHS con un concierto del 83 en el Rockola en donde aparecía este tema y afirmaba que lo iban a “limpiar y digitalizar” para compartirlo con sus fans.

Quizás lo hagan un poco en represalia por el disco que sacó Lemuria sin su permiso, en donde se incluía una maqueta y parte de un concierto de aquella primera época, también en el Rockola. Aunque, sinceramente, no se si se van a atrever a publicar este tema.

Yo tuve la suerte de conseguir un directo de Hombres G en León que me pasó mi amigo Sevi y lo cierto es que la canción es bastante políticamente incorrecta y mucho más para los tiempos que corren. Es un tema bastante saltarín y divertido con una letra que es un despropósito total, aunque es ahí donde reside la gracia. Fruto, inegablemente, de una época y de unos adolescentes gamberros que se atreven a reírse del SIDA y de los “gays americanos” que “solo admiten supositorios” y se “bañan desnudos en las piscinas”.

LA CAGASTE BURT LANCASTER.


Es el título de su segundo LP, pero antes de eso fue una canción. Un tema que posiblemente casi todos conozcáis porque tocan un fragmento en la película Sufre mamón, cuando aún están empezando y ensayan en una garaje con tambores de detergente.

El tema se incluyó por primera vez en 1983 en la cara B de su segundo 7”, Marta tiene un marcapasos. Aclarar que es la primera toma de Marta, cuando aún estaban en Lollipop, antes de entrar en Twins y antes de inmortalizar para siempre ese tema con la toma definitiva en su segundo LP (1986).

Existe otra versión de estudio de La cagaste, que salió en un recopilatorio del 86 titulado Grandes éxitos y que anunciaba en su carpeta, como reclamo, aquello de “dos temas inéditos”. Es de suponer que volvieron a grabar este tema para la ocasión, bien porque los derechos del anterior los tenía Lollipop o bien porque no les acaba de convencer aquella grabación.

A mí me es difícil elegir. Es cierto que la versión del 86 es más redonda, más uniforme y empieza con más fuerza, pero la del 83 tiene el encanto de que, aunque empiece muy floja, se anima mucho en el estribillo, le meten más caña, suenan más caóticos y David pone una voz más Punk. Recordemos que en aquella época aún era una banda fuertemente influenciada por el Punk, mientras que en el 86 ya habían asumido su papel de estrellas del Pop.

Puede que me quede con la primera, pero la segunda también me gusta bastante. Me parece un gran tema. “Yo era el enano número 1, tú me llamas Torrebruno”.

Magistral.

VUELVE A MÍ.


Nos situamos ya en el primer LP de Hombres G (1985) con el grupo recién fichado por Twins.

Cuando tenía aproximadamente 12 años mis tías me grabaron una cinta con este LP en una cara y con Supertramp en la otra. Lógicamente no le hice ni puñetero caso a Supertramp, pero las canciones de Hombres G me entraron muy bien. Eran fáciles, divertidas y muy accesibles para un niño con un nivel de exigencia nulo por aquel entonces.

Recuerdo que este tema fue el que más me gustaba y, aunque años después lo fui olvidando, cuando, ya un poquito más consciente de lo que me gustaba, lo volví a ir me volvió a enamorar, amén de traerme muy buenos recuerdos.

El inicio lento es brutal y cuando coge carrerilla para estallar en el estribillo alcanzas el orgasmo.

La historia del chico al que su chica le deja (tampoco le deja, porque realmente no eran novios, debía ser más un pagafantas) “por ser bajito y no saber bailar breakdance” es algo con lo que podemos identificarnos todos, además de una absoluta genialidad.

Todavía me emociona la frase “llámame a la hora de comer”, fiel reflejo de aquella época en la que no había móviles y había que llamar a casa a ver si pillabas a la persona dentro. Qué mejor hora que la de comer, claro.
Las canciones de esta etapa de Hombres G están llenas de referencias a esto. Me encanta.

DEJAD QUE LAS NIÑAS SE ACERQUEN A MÍ.


También del primer LP de Hombres G, el mejor para mi gusto, aunque por muy poco comparado con el segundo.

La música es un plagio del Don’t Worry Baby de los Beach Boys” suelen decir los envidiosos que no pueden ni verlos y les tiene una manía completamente patológica.
Bueno, pues será un plagio o lo que quieras, pero es un temazo como un piano con un nivelón que la mierda de grupos que tú escuchas jamás alcanzará.

Siempre me ha gustado el tema, pero desde que una chica que me gustaba me dijo un día que esta canción le recordaba a mí, me gustó mucho más.

Y lo cierto es que tiene mogollón de frases con las que me puede sentir totalmente identificado. “Soy un chico muy tímido. Si me voy de bronca por las noches me quedo dormido. Me despisto fácilmente y parezco entristecido”.

Además me encanta la parte en la que dice “Fuera de esta sala no hay nada importante”. Un claro ejemplo de lo que eran para nosotros las discotecas cuando éramos adolescentes e íbamos a ver si nos atrevíamos a hablar con alguna chica. Yo, desde luego no me atrevía nunca, pero no me hubiese importando “olvidarme de mi mal carácter y enrollarme con la de alante” alguna vez, jeje.

HACE UN AÑO.


Seguimos en el primer LP de Hombres G.

Esta empezó a gustarme ya en este siglo. En los 80 y los 90 no tragaba las canciones lentas. Me las saltaba. Pero, después, empecé a apreciarlas y desde luego, con la voz tan nasal de David Summers me entran de puta madre.

Una pena que ahora, en los discos posteriores a su reunión, cante en otro tono. Según vi en un documental por los 30 años del primer disco, componía estas primeras canciones empezando el tema por la nota que tenía más a mano en el mástil de la guitarra (compone con guitarra, sí) y tenía que forzar bastante la voz para cantarlas. De ahí que la voz sea tan aguda y tan característica. Yo creo que esa fue la clave de su éxito.
Ahora compone ya en su tono natural y no es lo mismo.

La melodía me parece muy buena y la letra un gran acierto. Reconozco que frases como “Tus amigas focas se ríen cuando me ven pasar”, “He sido un gilipollas por querer hacerte tan feliz” me han influido bastante para componer algunos de mis éxitos.

Y es que la letra es una pasada. “Voy corriendo al parque a ver si estás. Hoy no se ve a nadie a nadie en la oscuridad. Solo aquel macarra que lo ves de lejos, te das media vuelta y serán más de las 9”. “No estás en casa, dios sabe que mentira contarás”. Puro costumbrismo adolescente de la segunda década de los 80. Nostalgia en vena. Me encanta.

LAWRENCE DE ARABIA.


Venga, la última del primer disco de Hombres G, pero podría coger bastantes más.

El hecho de que David cante “Laurence”, tal como suena, ya me parece una pasada. La guitarra de Rafa aquí es soberbia, se adelantó a Offspring metiendo esas melodías árabes. Y el ritmo sincopado rollito Ska, marca de la casa.

De hecho es bastante curioso que en los dos primeros discos abundan los ritmos modernos y vanguardistas (no llegan a ser Gang of Four, pero se les nota mucha modernidad). Ya en el tercer disco abandonan todo esto y se van volviendo cada vez más clasicotes, aunque siguen siendo divertidos. No es hasta el quinto cuando se empieza a notar el bajón y en el sexto se vuelven bastante coñazo, para acabar con un séptimo disco ramplón.

La letra me gusta bastante, pese a que (o precisamente por ello) frases como “Malditos moros” creo que estarían también fuera de lugar hoy en día.

Una versión sui géneris de la película del mismo nombre. Aventuras y humor muy en la línea de Indiana, que sería la siguiente.

INDIANA.


Ya estamos en el segundo disco de Hombres G, La cagaste Burt Lancaster (1986).

Una de mis favoritísimas desde el inicio, con la voz entrando sola, hasta el final. Sin duda, es una de sus canciones más inspiradas. Además me gusta doblemente porque soy muy fan de Indiana Jones.

Con uno de mis grupos (Electric Eliminators) hicimos una versión deconstruida en plan Art Weird Punk.

Mencionar a Siniestro Total suma puntos, pero lo de “Te dejará por ahí, se irá al Templo Maldito y volverás a mí”, me flipa. Así como lo de “Me arrastra a cambiar los cromos de la colección del álbum de Indiana Jones”. Y la frase final de perdonavidas “Dale gracias a Dios que tienes gafas, Indiana”.

Magistral.

DOS IMANES.


También del segundo disco de Hombres G. Podría coger bastantes más de este LP, pero se me están acabando ya las 10 y tengo que apurar.

Al principio no reparé en esta canción. Situada casi al final del disco y no siendo ni de las rápidas ni de las coloristas, quedó, para mí, eclipsada por Marta tiene un Marcapasos o El ataque de las chicas cocodrilo. Pero, años después, me empecé a fijar en el tema. Es cierto que no tiene estribillo y que las melodías (aunque muy buenas) no son especialmente pegadizas, pero me empecé a fijar en la letra y me encantó. Ahora también me flipa la música, aunque no sé si de tanto oírla o porque mis gustos han cambiado. En cualquier caso, es una de las que pondría en el top 3.

Es otra con la que es fácil identificarse, pero no como otras en plan adolescente que va a las discotecas y ve a las chicas cocodrilo. Es fácil identificarse con la letra ya pasado un tiempo, cuando aquellos años mozos son solo un recuerdo. Apela a la nostalgia de una manera brutal.

Siempre que abras tus libros viejos del colegio y veas mi nombre escrito en aquella página que no recuerdas cuál es”. El inicio no puede ser mejor.

Y luego, la historia de amores cruzados, que son como dos imanes que nunca se juntan, es un campo abonado para pensar en relaciones que nunca fueron pero que podrían haber sido.
Preciosa.

EN MI COCHE.


Nos colocamos ya en 1987, momento en el que sale su tercer LP, Estamos locos… ¿o qué?. Con este título y con un cerdo en la portada consiguieron descolocar aún más a todo el mundo. Lo del cerdo y algunas fotos promocionales en una granja venían a cuento de que el título iba a ser “Ganado porcino”.

En mi coche es un medio tiempo con una pegada de batería brutal y una sensibilidad exquisita en las melodías y la letra. Para mí es un complemento perfecto al tema Hace un año del primer LP de Hombres G.

En Hace un año se habla de un macarra en un parque (lo he comentado antes) y en este tema llega a decir “solo está, siempre en el mismo sitio, el macarra de Hace un año”. No se refiere al macarra del año pasado, se refiere al macarra de la canción Hace un año. Se cita a él mismo, cita una canción suya. Es brutal.

Este recurso vuelve a usarlo en el tema Si no tengo a ti, en donde David nombra sus canciones Un par de palabras, Te quiero y No lloraré.

La idea de estar en el coche pensando en un amor perdido no es nueva, pero lo del “eco de tu risa en el asiento de atrás” y lo de “los limpiaparabrisas secan mis lágrimas” es poesía pura, jeje.

Además, al final, cuando canta lo de “quisiera estrellarme en mi coche” se adelanta en varios años a Cronenberg y a su película Crash. 😉

TEMBLANDO.


Esta balada que cierra el tercer disco de Hombres G.

Como con casi todas las baladas de ellos, al principio pasaba bastante de ellas, pero luego me han llegado. Y sobre todo este tema, contra todo pronóstico. Y digo contra todo pronóstico porque es un tema solo con voz y piano.

La letra me parece desgarradora. Yo reparé en la canción una vez que estaba en la bañera y me puse la cara B de este disco. Generalmente, al llegar este tema, le daba la vuelta, pero al estar en la bañera no quise levantarme y me empecé a fijar en la letra y me pareció acojonante.

A cualquiera que le hayan dejado alguna vez por otra persona no puede pasar por alto este corte. Momentos como “Os besasteis en silencio donde no había luz” o “Y me hace gracia tu manera de contarlo, como el que cuenta que ha pensado, que ha decido, que seguimos siendo amigos” son magistrales.

Pero acaba de rizar el rizo con “Me había jurado que nunca iba a llorar, escuchando cada palabra que no quiero escuchar”, “Suplicándote, intentando hacerte recordar, pero tú solo dices : Voy a colgar”.

La tía le cuenta toda la movida, de cómo se besó con otro y tal y, después de un rato, decide que ya vale, que ha cumplido, que ahora quiere colgar. ¿Se puede ser más hija de puta? Jajaja.

Sobrecogedora.

Hombres G no faltarán en la sesión de Danny Lacoste

Danny Lacoste debuta como Dj en el Fotomatón. Os recomendamos también su banda Tendido Cero.

La verdad es que me he dejado temas de Hombres G que me gustan también mucho y que, según en qué día me pilles, puede que desbanquen a más de una de las seleccionadas. Temas como:
Nassau. Me encantan todas las versiones que han hecho.

Matar a Castro. Tema con el que les declararon personas non gratas en Cuba.

Un par de palabras. La idea de aunque no quieras escucharme lo vas a tener que hacer porque esta canción va a salir constantemente por la radio me parece genial y la melodía una pasada.

El ataque de las chicas cocodrilo. Siendo yo Danny Lacoste, es obvio… Además la frase “Llaman a mi casa y luego no hablan, solo se oyen risas, tengo que colgar” me parece de las mejores.

No guanto a tu prima. Un tema menor, que para mí es mayo.

Tengo una chica. Preciosa.

Venezia. Sobran las palabras.

No te puedo besar. Si la hubiese cantado David en lugar de Javi sería mi preferida.

Te quiero. Clasicazo.

Una mujer de bandera. Enamorarse de una culturista tan violenta es un puntazo

El último baile. Para mí su último gran hit.

Y podría seguir, pero bueno, tenía que elegir 10. Ahí están.

Muchas gracias, chavales.

* Os dejamos la playlist con las 10 canciones preferidas de Hombres G de Danny Lacoste más otras 10 en plan bonus tracks*

Publica un comentario