ÁNGEL Y CRISTO EXPERIENCE

Por Trenca
Fotos de Pelerina, Parca y Chaqueta Metálica

Reúne a tus amigos y monta un circo. El circo de Ángel y Cristo. Levanta una carpa en la que se celebre el mayor espectáculo de tu mundo. Tu mundo es Talavera de la Reina y las estrellas principales de tu show de variedades son personajes creados en tu cerebro lobotomizado por la idiosincrasia de la ciudad más “loser” de Castpilla La Mierda. Allí ejecutan sus mejores números los surferos que cogen olas en el Río Tajo acompañados por las mujeres –perca soles (las sirenitas prefieren caudales más generosos y cristalinos como el del Segura).

Surferos del Tajo love Mujeres - Percasoles

Surferos del Tajo love Mujeres – Percasoles

Los jinetes del Tejo comparten la pista central con un ser nacido al calor de la sartén, donde las sobras del cocido y la bechamel se deconstruyen. Es… ¡el Increíble Hombre Croqueta! Completan este carromato de hombres fenómenos personajes de películas de serie B que en esta función llegan a la categoría de Triple Z, como el Hombre Invisible; profesionales de larga tradición circense como la Mujer Barbuda o el Hombre Bala y otros que además han optado por superarse así mismos, teniendo “el más difícil todavía” como leit motiv.

La Croqueta se hizo Hombre y habitó entre nosotros.

La Croqueta se hizo Hombre y habitó entre nosotros.

Entre ellos están un trapecista que mantiene el equilibrio a la vez que realiza un acto de onanismo, una pareja de payasos que ponen en peligro su integridad física sujetando bengalas encendidas con sus poderosos esfínteres, y por último, un domador que deja libre al sanguinario ligre, la raza superior de los felinos nacida del cruce de un león y un tigre, para enfrentarse a una cucaracha gigante.

Con Ángel y Cristo no hay sitio para las cucarachas y sí para los buenos olores.

Con Ángel y Cristo no hay sitio para las cucarachas y sí para los buenos olores.

En el Circo de Ángel y Cristo también hay músicos que con “muy poquito te hacen un puchero”. Sus miembros tienen ese don para lanzar estribillos crípticos pero efectivos. “El Hombre Croqueta, el Hombre Croqueta. Lalalá lalalá lalalá” ¡Y ya está! Tu cerebro ya está inoculado. Durante días tus neuronas estarán enviando órdenes a tu aparato fonador para que no pares de cantar esta oda al segundo mutante gastronómico tras Pizza el Hut, de La Loca Historias de las Galaxias.

Además de alabar al plantel de artistas y narrar sus evoluciones en la pista, las letras de la parte melódica del espectáculo trazan cuadros costumbristas en los que queda retratada la controvertida figura del “cuñao” o la dicha que se siente al tener “la mandanga en el bolsillo”. Una fuente de inspiración importante es, por supuesto, Talavera como en “De los Sifones a los Pinos”, un paseo que da comienzo a orillas del río y que se adentra en la agreste vegetación de Los Pinos, o el folklore local, como en uno de los temas más celebrados en sus conciertos en la ciudad de la cerámica, Talanoid. Échate una jota talaverana bajo el riff de Paranoid de Black Sabbath. ¡Ahí es ná! ¡Tu veráh, bolo!

Y ahora la pregunta que nadie se atreve a contestar… ¿A qué suena el Circo de Ángel y Cristo? Cada concierto- perfomance a una cosa ¡Cosa! Pueden tirar hacia su vertiente post punk, pueden centrarse en sus matices más garageros…Ahí radica una de sus múltiples virtudes. No hay dos shows iguales. La otra virtud a resaltar, que supone una losa para las otras bandas es que no pueden ejercer de teloneros o no ser el grupo que cierre un festival.

El que avisa no es traidor: Hay payasos en la frontera con bengalas en el culo

El que avisa no es traidor: Hay payasos en la frontera con bengalas en el culo

En el MonasterFest celebrado el 14 de junio de 2014 en Talavera de la Reina llegó la apisonadora sónica de Fuckaine a poner fin al evento. Les precedía un aura chachi pirulí malasañera con gorra con visera plana incluida. ¡Pues vale! Habían tocado después de Ángel y Cristo y su concierto quedó como una anecdótica mascletá, fuegos artificiales para poner acabar el festival.

¿El Circo del Sol? No, el Circo de la Solanera.

¿El Circo del Sol? No, el Circo de la Solanera.

PD: Óliver, miembro de Ángel y Cristo, confesó tras un show, “a mí lo que me gusta es disfrazarme y hacer el gilipollas” ¡Cuántos compartimos esta forma de diversión! Y ¡Cuántos hemos soñado con montar un grupo! Oliver cumple las dos aspiraciones de millones de personas.

 

Anuncios

1 Trackback / Pingback

  1. HASTA EL 30 DE MAYO NO TE QUITES EL CHAMBERGO NI SAQUES EL BOTIJO | Mi Chambergo de Entretiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: